Takeshi Hirano

mayo 18, 2015
El éxito de los karaokes en Japón

Es un hecho innegable que a la mayoría de los japoneses nos encanta ir al karaoke (カラオケ) a soltar unos gallitos 😉

Desde mi punto de vista, hay varias razones por la que este medio de ocio se ha implantado de forma natural en la vida de muchos japoneses. La primera es que el karaoke es una genial vía para liberarte del estrés. Después de un largo y duro día de trabajo, darlo todo pegado al micro es una buena vía de escape.

La segunda, ligada con la anterior, es que lo normal en Japón cuando acabas tu jornada laboral es ir a tomar unas tapas y a beber con tus compañeros de trabajo, por lo que ya se da casi por hecho que después de ir a tomar algo vais a acabar en el karaoke.

La tercera es simplemente una forma más para pasarlo bien con tus amigos, a los japoneses nos gusta cantar!

 

DSC_0193                       Karaoke en Shinjuku en 2014 con unas amigas de Barcelona

Los karaoke japoneses son bastante diferentes a los occidentales, en Japón no encontraremos locales donde a micro abierto y delante de todo el público del establecimiento podremos cantar y el resto tendrán que sufrir nuestros gallitos cuando nos toque el turno. En Japón los establecimientos de karaoke tienen varias plantas, y cada planta tiene varias salas de diferentes tamaños. A cada grupo que quiere ir a cantar en función del número de personas que sean se le asigna una sala en la que cantaras solo con tus amigos.

Realmente lo que estás haciendo es alquilar (normalmente por horas) una sala equipada con un aparato de karaoke, una tele, unos sofás y una mesa, y allí puedes sacar todo lo que llevas dentro hasta que te canses. Nadie más te escucha y tú no tendrás que sufrir los cantos de ningún desconocido (solo los de tus amigos!).

Cuando faltan unos 10 minutos para que se acabe el tiempo para que has alquilado la sala, te llaman al teléfono que tiene la misma y te avisan de que se te acaba el tiempo, entonces puedes aprovechar para cantar la última canción o también puedes pedir al personal del karaoke ampliar el tiempo de alquiler de la sala las horas que quieras.

Otra diferencia respeto los karaoke occidentales es que dentro de la sala de karaoke se puede comer y beber. En cada habitación hay una carta con comida, bebidas, cócteles… para pedirlo solo tienes que llamar a recepción con el teléfono y en 5 minutos te lo suben. Cómodo, no?


DSCN7871
Sesión de karaoke con mis amigos en 2011. Los mandos que vais encima de la mesa son para elegir las canciones que queréis cantar. Cada uno va escogiendo y las canciones elegidas se van poniendo a la cola. Hay miles y miles de canciones, se pueden encontrar casi todas las japonesas y una buena selección de canciones extranjeras (también hay algunas en español!)

 

A los que viajáis a Japón os aconsejo que disfrutéis de una auténtica sesión de karaoke. Los edificios suelen distinguirse rápidamente por tener escritos en grandes letras de luces de neón la palabra ‘カラオケ’, además son muy fáciles de encontrar a lo largo de todo el país.

 Os dejo con un vídeo de una sesión ‘karaokil’, pero no os riáis mucho, vale? 😉

Comparte en las redes sociales ❤️

Etiquetas: Japón | karaoke | カラオケ

Artículos relacionados

Deja tu comentario

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información Básica Sobre Protección de Datos
Responsable:Takeshi Hirano | Finalidad: Gestión y publicación de los comentarios del blog | Legitimación: Consentimiento | Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal | Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional en hola@japonesenlanube.com | Información Adicional Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos aquí

Sobre el autor

Takeshi Hirano

La vocación de Takeshi es enseñar japonés. Disfruta divulgando el idioma y la cultura de su país y cuenta con más de 10 años de experiencia como docente. Dicen de él que es paciente, exigente, flexible y con recursos para cualquier tipo de estudiante.
¡Escríbenos!
¿En qué te podemos ayudar?