Efraín Villamor

diciembre 13, 2022
m

Categorías: Cultura japonesa | Religión

El budismo y Dragón Ball

El budismo y Dragon Ball

¿Tienen algo que ver Dragon Ball y el budismo? Claro. De lo que no estoy tan seguro es de que por verlo podamos alcanzar la ‘iluminación’, ni tengo constancia de que las artes marciales puedan ayudarnos a ello. Creo que Krillin, y alguno más, se enfadaría conmigo por decir esto. Bueno, espera, pero si ellos son monjes guerreros. Recapitulemos. Muchos seguramente ya conocéis la serie. Sin embargo, aquí quiero mostraros algo más, que igual es más desconocido, el hecho de que Dragon Ball me parece la prueba de la heterogeneidad narrativa que surgió del paso del budismo por el continente asiático. El pensamiento asiático se nutre del budismo. El budismo nació en la antigua India. Si ‘Asia’ no se puede comprender sin conocer el budismo, entonces podemos afirmar que, Dragon Ball, tampoco. Aunque, por otro lado, sabiendo ciertas cosas sobre el contexto indio que inspiró Dragon Ball, podemos comprender mejor cómo y por qué se piensa de tal manera en Asia.

Filosofía india y budista para entender Dragon Ball

En primer lugar, como su propio creador (Akira Toriyama 鳥山明) ha reconocido, su obra maestra se basa en el Saiyūki (西遊記), relato chino que narra las aventuras del que en realidad fuera uno de los monjes traductores de textos budistas más reputado de la historia, Genjo (玄奘). Éste recogió las vivencias de sus viajes en una bitácora de valioso contenido histórico, durante su travesía a la India en el s. VII d. C.

En primer lugar, en Dragon Ball podemos ver que la interpretación del concepto del karma tiene una clara influencia budista. Goku y sus amiguetes, se pasan la historia luchando por cambiar lo que les parece injusto. No suelen rendirse que digamos. El concepto del karma es complejo y muy antiguo. Si es una ley universal, inexorable, ¿dónde queda el libre albedrío?

Para el budismo, como reflejan los guerreros de Dragon Ball, el esfuerzo es algo que se estima en gran medida. Goku no busca los placeres mundanos ni tampoco tiene rasgos hedonistas, precisamente porque la premisa de la serie es alcanzar la verdad absoluta, mediante el esfuerzo, lo cual es una de las posturas tradicionales del budismo sobre el karma. Para los más avezados, explicaremos que el budismo no aceptó ni la postura determinista (todo está predestinado), ni una completa aleatoriedad en los fenómenos que experimentamos, sino que precisamente enfatizó su conexión, cómo método para revertir las causas del sufrimiento.

Por otro lado, me aventuro a decir que los Super Sayajin, son los ‘buddhas’ de Dragon Ball. Me explico. Los guerreros Sayajin son seres sobrehumanos. Esta idea me evoca la interpretación ideográfica que hicieron los traductores de textos budistas al chino clásico, interpretando a los buddhas como persona + supera =buddha (su forma simplificada es ) (Ej.: agua+ supera = vapor ). Además de que Goku lleva en su traje rotulado uno de los caracteres que hace referencia a la iluminación (satori ). Eso sin decir que, su propio nombre (Son Gokū 孫悟空) especifica que ha comprendido la interdependencia de todos los fenómenos que se pueden experimentar, uno de los puntos filosóficos más importantes del budismo.

El budismo y Dragon Ball

Lámina de Dragon Ball
©TOEI ANIMATION, Akira Toriyama

 

Otro aspecto característico es la energía que acumulan estos guerreros. ¿Qué es eso del ki? Bueno, remito al lector a mi artículo anterior sobre el sintoísmo. Diremos que es la energía vital canalizada mediante la concentración. En ocasiones se ve a Goku claramente ejercitándose en la meditación para acumularla, lo cual me recuerda a las prácticas de los yoguis en su búsqueda de conectar con el universo. La energía que se ejercita de este tipo de prácticas se proyecta por los diferentes puntos cardinales (chakra) del cuerpo, el templo a purificar. Que Tenshihan 天津飯 tenga un tercer ojo ahí y que Goku se teletransporte usando sus poderes mentales, nos señala el lugar en el que los pensadores indios designaban el chakra del intelecto (en la actualidad en la India no son pocos los que se hacen una marca auspiciosa en dicho lugar de la frente precisamente por ello). Lo que aquí alego como influencia india es que Goku y los demás guerreros acumulan grandes poderes debido al ascetismo que realizan. La energía que acumulaban los ascetas en la antigua India se llamaba tapas, y estos, normalmente errantes perdidos en los bosques, eran conocidos por canalizar tal energía como tāpasa (más detalles en mi libro de fábulas budistas, véase bibliografía). Volar, echar rayos lumínicos, que aparezcan dragones, todo apunta a los diferentes poderes psíquicos-sobrenaturales (jintsūryoku神通力) que aparecen en los textos budistas en la narrativa que deifica al buddha Gautama. El progreso de la fuerza vital de los personajes de Dragon Ball, depende de su concentración, sacrificio y rigor en la práctica ascética, pero sobre todo de lo que pensaban y creían los filósofos indios.

 

Referencias a la mitología india y efemérides de ciertos personajes

 

Son Gokū 孫悟空

Otra cosa que no se conoce mucho es que, que Goku sea en parte medio mono― (me refiero a su lado animal, jaja), sobre todo en el principio de la historia cuando es un joven aprendiz ― tiene clara influencia del dios Hanuman, el cual en las epopeyas indias (el Rāmāyaṇa y Mahābhārata) tiene alguna que otra curiosa desavenencia con su cola de simio.

Rāma y Sītā sentados en su trono flanqueados por Hanuman (izquierda) y Lakṣmaṇa (derecha) (s. XVI)

 

Bulma ブルマ

Es la caracterización femenina del monje Genjō, personaje histórico en el cual se inspiran los relatos chinos en los que está basado Dragon Ball. Bulma es quién enseña a Goku a buscar las bolas del dragón, que en realidad simbolizan en mi opinión, las escrituras budistas. Éstas, normalmente adscritas a la tradición Mahāyāna, se propagaron por casi toda Asia dado que se consideraba que sus palabras representaban la encarnación de la verdad universal. Por ello, desde temprano se veneraba estos textos ya que se les atribuían grandes poderes milagrosos. Nos suena la historia, ¿no? Aunque viendo la influencia del pensamiento yóguico (el cual también está relacionado en parte con ciertas enseñanzas budistas, el buddha Gautama practicó varios tipos de meditación) que hay en Dragon Ball, puede que las siete bolas hagan referencia a los siete chakras del cuerpo humano, o puede que sea una vez más una mezcolanza de ambas cosas. No estoy seguro.

 

Maestro Roshi (Asceta Tortuga 亀仙人 o Muten Rōshi 武天老師)

El maestro Roshi no consigue subirse en la nube que el joven Goku acaba tomando como su medio de transporte (kintōun筋斗雲), porque no es tan puro de corazón. Vamos que a veces tiene intenciones, un tanto pícaras… (todos sabemos lo que le gusta). En japonés se lo conoce como Asceta Tortuga 亀仙人. Los caracteres chinos para ‘asceta’ (sennin仙人) en los textos budistas se utilizan para identificar a los ascetas errantes de la antigua india, los cuales normalmente se dedicaban a la práctica de mortificaciones y ascetismo. Numerosos relatos indios describen cómo estos buscan sobrepasar el umbral del renacimiento mediante prácticas lo más extremas posibles. Su principal temor, era por ello, perder los poderes que habían acumulado a base de su propia voluntad. De todos los placeres sensoriales, el que derivaba para ellos en la mayor pérdida de energía era la atracción por el sexo femenino, motivo narratológico ampliamente empleado en la literatura india (quizás con mayor hincapié en la literatura purāṇa). Creo que ahora podemos imaginarnos por qué el maestro Roshi no es tan fuerte, pero también el motivo por el que a Goku no le interese ligar.

 

Kamisama 神様

Goku se presenta a entrenar en las alturas del cielo, en un torreón gigantesco en el que reside ‘dios’. Tal lugar está basado en la cosmología india antigua (adoptada también por los autores budistas). La gran torre es en realidad el Monte Sumeru 須弥山 y el dios (sobre todo por su carácter pacífico y contemplativo) yo apostaría porque se basa en Bonten 梵天 (Brahmā en lenguaje sánscrito). Por norma general, Bonten suele ser el patrocinador del buddha Gautama en los textos budistas. Con ello, se trata de posicionar al protagonista, en este caso Goku, con el respaldo de las deidades. Lo mismo que hicieron los autores budistas, en miras a, sobre todo, a obtener el respaldo, no de las deidades, sino de quienes las veneraban realmente.

 

Yama, el juez del inframundo

El gigante barbudo que decide dónde ha de renacer Goku cuando muere, es un personaje característico de la literatura budista. Éste proviene de la deidad guardiana de los difuntos en la antigua India. Desde la ideología antigua védica (religión del pueblo ario) donde se lo conocía como Yama (Rey Enma 閻魔() en caracteres), éste pasó a convertirse en el juez del más allá. Dicen que valora las acciones realizadas y decide la forma corpórea futura que uno ha de adquirir en su próxima vida. Se cuenta que con la jurisprudencia que posee no deja impune a nadie, por lo que los antiguos (especialmente los perversos) le tenían auténtico pavor. No era precisamente condescendiente, ni se creía que hubiera pocos infiernos para acoger a los malvados. Goku visita a Freezer en una ocasión en el infierno, por lo que está idea también aparece en la serie.

El budismo y Dragon Ball

Goku se presenta junto a Kamisama ante Yama
©TOEI ANIMATION, Akira Toriyama

 

Para terminar nuestra aventura de hoy

Podríamos encontrar aún más paralelismos. El gran dragón 神龍 シェンロン guardián de las bolas mágicas, es claramente un nāga (seres mitológicos indios que provienen del ancestral culto a las cobras). Tras su incorporación en la narrativa budista los autores chinos los asociaron con dragones, los cuales, cómo podemos ver en la serie, se convirtieron en la figura más auspiciosa. Que el gran dragón que da nombre a esta historia de animación japonesa no sea alado y que tenga poderes divinos, nos recuerda que debemos mirar primero en la elefantiásica literatura india, antes de patentar un motivo narratológico ‘japonés’. Para mí, uno de los más sutiles quizás sea el caso del personaje de Trunks del futuro, el salvador que viene cuando todos creen que ya no hay esperanza. Aseguraría que la creación de éste se basa en el buddha del futuro, Miroku 弥勒 (Maitreya en sánscrito), una pintoresca idea, la del Mesías, que viajó desde Babilonia, para quedarse, no sabemos aún cuánto tiempo. Y si, por último, nos ponemos a mirar algunos de los nuevos personajes que aparecen en Dragon Ball (en los que ya me pierdo bastante más) me atrevo a decir (no sé, no creo que pase nada por ello), que Whis está fundado en Viṣṇu (deidad india que se dice mantiene el orden universal), mientras que Bills no es otro que la adaptación de Śiva (dios de la destrucción por antonomasia, y efigie emérita de los ascetas), en Dragon Ball, reconvertidos en grandes guerreros y poderosas deidades. Debemos plantearnos entonces: ¿por qué luchan? Bueno, porque así contada la historia es mucho más fascinante para la audiencia. Aunque en realidad creo toda la trama no es más que una metáfora de la titánica batalla por alcanzar la verdad absoluta. Las fuerzas del bien y el mal, la batalla celestial que como poco, dio comienzo en la religión de la antigua Babilonia, se presenta en Dragon Ball bajo el prisma del pensamiento indio, con especial influencia budista. Dragon Ball tiene mucho más que contarnos sobre ‘Asia’ de lo que aparentemente parece. ‘Todos los caminos llevan a Roma’. En Asia, cuanto más profundizamos en su pensamiento, más pronto nos topamos con su alma: el pensamiento filosófico-religioso de la antigua India, de entre el que el budismo tuvo la mayor repercusión histórica y parece, también mediática.

 

Bibliografía (muy) recomendada

Villamor, E. (2022a) Fábulas budistas: veinte jātakas. Gijón: Satori Ediciones.

Villamor, E. (2022c). ‘Traducción de textos budistas: una aproximación histórica, filosófica y filológica’. CLINA Revista Interdisciplinaria de Traducción, Interpretación y Comunicación Intercultural (pendiente de publicación).

Villamor, E. (2023). Historias de la antigua India en el Konjakumonogatarishū. (pendiente de publicación).

 

Comparte en las redes sociales ❤️

Cursos online de japonés regulares de larga duración

Deja tu comentario

Sigue leyendo

2 Comentarios

  1. Maria Teresa

    Muy interesante, gracias !!!

    Responder
    • Takeshi Hirano

      Hola María Teresa,
      Muchas gracias por tu comentario. Nos alegramos mucho que el artículo te haya parecido interesante.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información Básica Sobre Protección de Datos
Responsable:Takeshi Hirano | Finalidad: Gestión y publicación de los comentarios del blog | Legitimación: Consentimiento | Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal | Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional en hola@japonesenlanube.com | Información Adicional Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos aquí

Artículos relacionados